Oración para pedir un buen esposo. 4 maneras de orar

 La oración para pedir un buen esposo nos ayuda a abrir nuestro corazón con el Señor para que él sepa lo que anhelamos para nuestro futuro, ya que será el padre de nuestros hijos. Lo cual es algo muy importante porque la familia es la base de toda sociedad y estar consolidado con una buena persona para el logro de objetivos sería lo ideal.

Te invito a leer: 15 Características de una mujer virtuosa según la biblia

Sin embargo este tema no es tan fácil de asumir porque lamentablemente no siempre se toman las mejores decisiones y hay personas que no logran consolidar un hogar como Dios manda. Por otro lado existen aquellas que nunca llegan a casarse ni a tener hijos, bien sea porque tomaron esa decisión o porque no encontraron el esposo ideal.

Índice De Contenidos

    Oración para pedir por un buen esposo

    Para hacer este tipo de oración primeramente debemos ser agradecidos con Dios y no reprocharle por nuestros errores cometidos o por no haber encontrado el esposo ideal, ya que nosotros tenemos la responsabilidad de tomar decisiones y de encomendarnos a Dios en todo lo que hacemos.

    El libro de Mateo 6:33 nos exhorta a que debemos primero buscar al Señor con todo nuestro corazón: “Buscad primero el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas os serán añadidas”.

    Esto lo debemos poner en práctica, incluso si las cosas no nos han salido del todo bien o si hemos errado en las decisiones que hemos tomado, ya que todas las cosas nos ayudan para bien y todo nos deja una enseñanza.

    Así que debemos ser agradecidos por todo, por lo vivido, por nuestras experiencias, por nuestros errores, y pedirle a Dios que nos perdone por nuestra ingratitud y por no haberle pedido su dirección. Debemos dejar a un lado el afán, ya que Dios obrará a su tiempo, tal como lo dice la palabra:

    “Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús" (Filipenses 4:6-7)

    En este sentido, debemos poner primeramente todo en manos de Dios, reconociendo su poder y majestad por sobre todas las cosas. Agradecerle por todas las cosas que nos ha dado y que nos ha enseñado, ya que hemos crecido espiritualmente y nos hemos fortalecido en el señor.

    4 Maneras para orar por un buen esposo

    La oración para pedir un buen esposo sin duda alguna tiene el poder de intercesión y por eso Dios obrará en tu vida si lo haces con fe, confianza y amor. Debes comprender que a veces lo que tú quieres no es lo mismo que él desea para ti, recuerda que todo te es lícito pero no todo es de tu conveniencia. Por lo cual es importante que tomes en cuenta las diferentes maneras en la que puedes orar para conseguir un buen esposo:

    1.- Orar con humildad

    La humildad es un valor que nos debe caracterizar como cristianos leales a Dios, y se supone que oremos con humildad para pedir que Dios nos dé un buen esposo que ame primeramente a Dios por sobre todas Las cosas.

    Cuando pedimos con humildad lo hacemos mediante una súplica al Señor, rogándole que nos ayude a encontrar a un buen esposo que nos ame y nos respete. De igual manera debemos siempre dar gracias a Dios por sus bendiciones y por todo, lo bueno y lo malo.

    Ciertamente resulta difícil orar en medio de la adversidad, de los temores, las dudas, las inseguridades. Pero Dios es fiel y justo y por eso nos escuchará y hará su perfecta voluntad. Recuerda que el Señor no rechaza a un corazón contrito y humillado. Puedes orar de la siguiente manera:

    Dios Padre Celestial, exalto tu nombre y te doy las gracias por todas tus bendiciones, te pido perdón por todos mis pecados y te ruego que me guíes en todo momento. Te pido mi Señor que me des un buen esposo que te ame primeramente a ti, que me respete y ponga a su familia como prioridad, que sea fiel, justo y un buen padre para mis hijos, en el nombre de Jesucristo, amén.

    En este sentido, las oraciones para pedir por un buen esposo deben hacerse de corazón y con la convicción de que Dios nos escuchará. Cuando hablamos con el Señor debemos tener una actitud humilde, recuerda que él es soberano y hará su perfecta voluntad.

    2.- Orara pidiendo que se haga la voluntad de Dios

    Qué pasa si el Señor responde a tu petición de una forma distinta a que quieres. Él tiene el poder de transformar los deseos de tu corazón para amoldarlos a los Suyos y poder complacerte totalmente. Esto no es tan fácil de comprender porque nuestra mente es finita, pero a través del Espíritu Santo podemos asimilarlo y discernir las intenciones que tiene Dios para nosotros.

    Te puede interesar leer: Varón conforme al corazón de Dios. 7 Características a Considerar

    De esta manera que en nuestras oraciones debemos resaltar el hecho de que respetamos siempre la voluntad de Dios, la cual no siempre corresponde a nuestros deseos. Podemos orar de la siguiente manera:

    Señor mi Dios te doy toda la gloria y toda la honra porque siempre me bendices, gracias por escuchar mis peticiones, pero te pido que se haga tu voluntad y no la mía. Ayúdame a encontrar un esposo conforme a tu imagen y semejanza, que tenga un corazón noble como el tuyo, que me ame y ponga en primer lugar a su familia, te lo pido en el nombre de Jesús, amén.

    Al leer los evangelios de Cristo podremos encontrar un hombre que vivió con pasión y también expresó sus sentimientos. Experimentó de igual forma el temor de sufrir, al igual que nosotros lo hacemos.

    Por ello hay que agradecerle a Dios de que tengamos un Salvador que padeció y pidió que le quitara la copa amarga que le tocaba beber, quien clamó en la cruz del calvario diciendo:  “Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado? (Mateo 27:46) Jesús en ningún momento suprimió sus sentimientos, pero tampoco les permitió que estos lo gobernaran.

    El objetivo de la oración es poder crecer en nuestra comunión con el Señor, ya que en la medida en que nos comunicamos con él, Dios nos va moldeando y nos muestra la manera correcta en la que debemos orar. De esta manera la voluntad de Dios es la que queremos en nuestra vida porque sabemos que es la correcta para nosotros.

    3.- Orar con la mirada puesta en el Señor

    Cuando oremos debemos que tener la mirada puesta en Dios, en lo que es correcto delante de sus ojos y confiar en lo que él nos ha prometido. Si tenemos temores y no tomamos decisiones certeras, posiblemente no conoceremos a la persona ideal para nosotros, porque estamos siempre enfocados en lo negativo. Debemos también poder de nuestra parte y confiar en él, así como Pedro lo hizo cuando caminó sobre las aguas:

    “Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” (Mateo 14: 28-31).

    Aquí se observa que Pedro pudo caminar sobre el agua cuando confió en el Señor pero cuando dudó comenzó a hundirse. Así que debemos mantener la mirada en Dios para no hundirnos y así glorificar el nombre del Señor. Si hacemos esto, podremos tomar decisiones confiando en el Señor.

    Ciertamente para muchas mujeres, casarse podría parecer  algo milagroso. Pero Dios sigue siendo el mismo, y aún nos sorprende, así que no debes fijarte en los obstáculos sino poner los ojos en Dios y mantenerte firme en él, y así él obrará.

    Debes comprender que en el proceso, él comenzará a cambiar nuestras actitudes, hábitos y nuestra salud. Él transforma lo que considera que debe cambiar en nuestra vida y quita aquello que no nos favorece o nos desvía del propósito de Dios.

    Puedes orar de la siguiente manera: Señor Dios Todopoderoso, exalto tu nombre y te alabo de corazón mi Rey. Gracias por todo lo que me has dado, tanto lo bueno como lo malo porque sé que es parte de mi proceso. Te pido perdón por mis pecados y reproches y por no haber puesto la mirada siempre en ti, por mis dudas y por mi afán. Sé que tú quieres lo mejor para mí y sé que tu voluntad es perfecta y cumplirás tu promesa. Te pido un buen esposo pero que se haga tu voluntad, en el nombre de Jesucristo, amén.

    4.- Cree que el Señor es capaz de obrar en tus peticiones

    Para orarle a Dios por un buen esposo, debes confiar plenamente en él, pero debes entender que creer y confiar no es lo mismo, ya que Dios puede obrar de una manera diferente a la que esperabas.

    Dios nos demanda a que tengamos fe como la tuvieron Sadrac, Mesac y Abed Nego: “… respondieron y dijeron al rey Nabucodonosor: No necesitamos darte una respuesta acerca de este asunto. Ciertamente nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiente; y de tu mano, oh rey, nos librará. Pero si no lo hace, has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que has levantado” (Daniel 3:16-18)

    De esta manera que debemos servir a Dios en cualquier circunstancia aunque no complazca nuestros deseos. Así que él puede darnos un esposo pero si no lo hace, igualmente debemos servirle porque su voluntad es perfecta y a veces no podemos comprender sus designios pero si le dejamos todo en sus manos, podremos vivir en paz. Podemos orar de la siguiente manera:

    Padre Celestial, Rey Todopoderoso, te doy toda la gloria y toda la honra porque eres bueno, gracias por tus bendiciones y por haberme ayudado. Te pido perdón por mis pecados, perdona si no he creído en ti. Sé que escuchas mi oración y creo en ti, te pido que cumplas mis peticiones y pueda conseguir un buen esposo, en el nombre de Jesús, amén.

    Qué debemos hacer antes de orar por un buen esposo

    Antes de orar para pedir por un buen esposo debemos comprender que cada oración es personal y cada quien tiene sus propias peticiones que corresponden a lo que realmente quiere en su vida.

     Sin duda alguna todas coincidimos en que queremos un buen esposo, fiel, buen padre, trabajador. Pero debemos enfocarnos también en buscar un esposo que ame primeramente a Dios, que siga sus principios, que sea un buen cristiano, bondadoso, humilde. No pedimos que sea perfecto pero que tenga un corazón entregado al Señor.

    De esta manera, debes pedirle al Señor que te enseñe cómo orar según tu historia y el momento en particular que estás viviendo. Así que antes de orar por alguien en específico, deberíamos orar para que esta generación de hombres sea transformada por el poder del Señor para levantarse como hombres decididos a asumir el compromiso del matrimonio.

    En este sentido, antes de orar por un esposo, deberíamos orar por nuestros hermanos en Cristo, para que se preparen para asumir el rol de esposos y puedan ser un pilar fundamental en sus hogares. Así que oremos para que el Señor levante a esta nueva generación de hombres piadosos que no solo deseen formar una familia, sino que además sean capaces de bendecir cada día a su esposa y amarla así como Cristo amó a su iglesia.

    De esta manera que no importa la etapa que estás viviendo en este momento, siempre necesitas orar para así mantener tu comunión con Dios, bien sea que estés soltera, casada, con hijos. Siempre debes poner a tu familia delante de Dios para que él obre en tu vida y haga su propósito en ti.

    Puedes leer: Versículo De Oración: Cómo Quiere Dios Que Le Oremos

    Anuncios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir