Textos Bíblicos De Fe | Versículos Sobre La Fe Y Su Explicación

La Biblia regularmente enfatiza el poder y la importancia de nuestra fe en el Señor. Sin fe, caemos en la oscuridad y en la desesperación del pecado. Pero con fe, venceremos todos los obstáculos y volveremos al amor de nuestro Padre en el cielo. ¡Aquí hemos recopilado los mejores textos bíblicos de fe para fortalecer tu confianza en el Señor! ¡Que estas escrituras sobre la fe te traigan consuelo y alegría!

Índice De Contenidos

    Textos bíblicos de fe

    A continuación hemos preparado para ti algunos de los textos bíblicos de fe que más enfatizan el tema:

    1. Romanos 10:17

    "De modo que la fe viene de escuchar y escuchar a través de la palabra de Cristo". De los textos bíblicos de fe, creo que este es el más resaltante, y me parece que no hay ningún versículo que sea tan claro sobre este tema.  Nadie puede creer sin conocer a Dios, porque ¿Cómo tú crees en una persona si no la conoces?, es algo ilógico ¿cierto? A Dios no lo podemos ver, pero si lo podemos conocer a través de su palabra.

    Este versículo bíblico aclara que es necesario escuchar sobre Dios para poder creer, lo que disipa también la duda de algunos acerca de si tienen que ir a la iglesia o no. No es suficiente quedarse en casa con algunos textos que hayamos leído, porque muchas veces no comprendemos las escrituras y esto hace que se cree una confusión, nuestra fe se posa sobre una base que no es sólida y termina por derrumbarse con cualquier cosa.

    Textos bíblicos de fe
    Debemos tener fe

    Nosotros necesitamos escuchar todo eso que Jesús ha hecho por nosotros y por todas las personas desde el principio de los tiempos para que sepamos lo que es capaz de hacer. Esta es la única manera en la que podremos tener esa certeza de que al recurrir a Él pueden suceder cosas maravillosas, cosas por encima de lo que nuestros ojos son capaces de ver, y de lo que nuestra mente puede llegar a pensar.

    2. Juan 6:47

    “El que cree en Jesús tendrá la vida eterna” ¡Que cosa tan hermosa! La salvación también viene por fe. Este versículo habla con claridad acerca de la verdadera fe; la fe en Jesús que es capaz de lograr cualquier cosa, una fe tan poderosa que “nos hace salvos”. No es suficiente con creer que Dios existe, hay que creer en que envió a su hijo unigénito para otorgarnos el hermoso regalo de la salvación.

    De hecho, en otro fragmento de la biblia Jesús dice “Nadie viene al padre sino por mí”. Lo que se quiere decir en este versículo es que para llegar al padre es fundamental pasar por el hijo, y ¿cómo pasamos por el hijo? Solamente mediante la fe. ¿Pero la fe en qué? En ese sacrificio que se hizo para lograr que la humanidad pudiera salir de esa perdición en la que estaba y en la que continúa estando cuando no cree en Jesús.

    3. Hebreos 11: 1

    Este es uno de los textos bíblicos de fe que más deben recalcarse en la vida cristiana porque muchas veces decimos “yo tengo fe” y ni siquiera sabemos que es realmente la fe. Tener fe implica muchas cosas; tener fe no significa creer cuando todo está yendo bien, sino hacerlo a pesar de que la situación no pareciera dar ninguna esperanza.

    La fe es la certeza de eso que se espera y la convicción de lo que sabemos que va a pasar. Dios quiere una fe como esta, una fe que nos haga capaces de creer sin ver, una fe que nos ayude a demostrar la plena confianza que tenemos en él en medio de las adversidades.

    Hay que saber esperar en Dios, porque Dios no se tarda, Dios actúa en el momento exacto y por eso es necesario que sepamos esperar ese instante en el que él actuará. Si logramos llegar al punto en el que estemos en paz con nosotros mismos esperando en Dios, todas las cosas nos van a ser posibles.

    Si leemos el capítulo completo de Hebreos 11, podemos notar que hay un montón de cosas que se lograron en la antigüedad por medio de la fe. Dios se agrada cuando creemos y de la misma manera se desagrada cuando no lo hacemos, de hecho, en Hebreos 11:6 dice que sin fe es imposible que podamos agradar a nuestro Señor. Es indispensable el creer para poder obtener las bendiciones de parte del Creador.

    4. Hebreos 11:11

    Este versículo nos habla de Sara, una mujer que era estéril, es decir, que no podía tener hijos. Intentó hacer muchas cosas para que su esposo Abraham pudiera tener descendencia, inclusive lo hizo que se acostara con su criada y la embarazara.

    Lo que ella creyó en ese momento, fue que podía ayudar a Dios, es decir, utilizar la naturaleza humana para cumplir el propósito de Dios, algo que está muy mal, Dios no necesita ayuda y no cumple sus propósitos utilizando la naturaleza humana sino la espiritual.

    ¿Por qué incluyo este versículo entre los textos bíblicos de fe? Porque fue la fe de su esposo Abraham (el padre de la fe) que Sara a sus 90 años quedó embarazada de su primer hijo, ella se negaba a creer que este milagro podía suceder porque ya su edad estaba demasiado avanzada, e incluso rió cuando se le dijo que iba a dar a luz a un bebé.

    Sin embargo, Abraham nunca dejó de creer y el milagro se dio, y a través de esto la fe de Sara fue levantada. Esto nos demuestra que la fe de otras personas también puede hacer milagros en nosotros, y nuestra fe en la vida de los demás.

    Por esto es tan importante que oremos los unos por los otros, que elevamos clamores por esas personas que aún no han conocido a Cristo o que tal vez se niegan a conocerlo por una razón u otra. Dios puede hacer cosas grandes a través de nosotros si tenemos una verdadera fe, aunque sea pequeñita, y esas personas pueden creer por medio de ese milagro y por nuestro testimonio.

    5. Santiago 2: 14-26

    ¿De qué sirve si alguien dice que tiene fe pero no tiene obras? ¿Puede esa fe salvar a esa persona? Si un hermano o hermana no tiene vestiduras y carece de comida diaria, y alguien le dice: "ve tranquilo, caliéntate y llénate", sin darle las cosas que necesita para hacerlo. ¿Crees que podría calentarse o comer? Así mismo es la fe sin obras.

    A veces decimos que Dios no escucha nuestras oraciones y la realidad es que estamos pidiendo y quedándonos a que Dios nos mande en una nube lo que necesitamos, tal como el hijo mayor que viendo a su padre trabajar, espera que este le lleve la comida a la cama.

    En muchas oportunidades hemos escuchado decir: “Tengo mucho tiempo pidiéndole a Dios por un trabajo y nada que me responde” y cuando preguntamos “¿has entregado currículos o has llamado o escrito a alguna empresa?” La respuesta es “no, solamente espero en Dios”, aja pero ¡¿Cómo crees que Dios va a actuar si no estás haciendo nada para conseguir el trabajo?!

    La verdad es que la respuesta a esta pregunta es más que obvia. La biblia es muy clara al decir que la fe sin obras es muerta. Si pides a Dios concebir un hijo en tu matrimonio obviamente que está claro lo que tienes que hacer.

    Si pides un empleo debes salir a con seguirlo, y si oras a Dios por una mejora en tu economía tienes que trabajar para ganártela porque Dios no te la va a lanzar del cielo, y no lo va a hacer porque los perezosos no son de su agrado “Dios quiere hombres de valor” y “hombres esforzados”, no personas que quieran conseguir todo sin ningún esfuerzo.

    Estos fueron algunos de los más representativos textos bíblicos de fe. Espero que hayan tocado tu corazón y que hayas aprendido el significado y la importancia de la verdadera fe. Hay tres características principales que debe tener tu fe: que sea en Dios y en su palabra, que sea firme y que vaya acompañada de obras. Si tu fe, aunque sea pequeña, tiene estas tres características, Dios actuará en tu vida a través de ella para conceder los deseos que hay dentro de ti.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información