Cómo Vencer El Temor Según La Biblia | 5 Pasos Para Superar El Miedo

Hay muchos niveles de miedo en nuestra vida diaria. Las alertas de noticias y la injusticia del mundo nos mantienen en sintonía con el dolor. La mejor manera de vencer el miedo es con la ayuda de Dios, por esto, hemos creído necesario este estudio de cómo vencer el temor según la biblia.

El miedo tiene un beneficio maravilloso y protector para nosotros cuando funciona como Dios lo diseñó. Algunos miedos son fáciles de calmar y otros persisten más de lo que podemos controlar. El miedo, el terror, el susto, la alarma, la preocupación y el pánico amenazan con descarrilar nuestra fe y hacer que la ansiedad se apodere de nosotros.

Por el contrario, la Biblia nos dice que tomemos cautivos cada pensamiento y confiemos en Dios. Vivimos en un mundo roto donde suceden cosas realmente malas, incluso (y a veces especialmente) a personas que realmente aman a Jesús.

Índice De Contenidos

    ¿Qué significa luchar con temor?

    El miedo es una manifestación de orgullo. Es una falta de confianza en Dios, nuestro Protector, Defensor, Proveedor y Sanador. El orgullo no es solo una sensación de confianza infundada, sino que también representa una duda de quién es Dios y quién nos hizo ser.

    Cómo vencer el temor según la biblia
    Cómo vencer el temor según la biblia

    ¡Cuán engañoso puede ser tener miedo! La ansiedad, una rama del miedo, es "un deseo intenso de algo, acompañado de un miedo a las consecuencias de no recibirlo".

    Lo que más temes puede ser exactamente dónde Satanás te está apuntando más. Se aprovecha de la inseguridad, la ansiedad y la angustia.

    El diablo vierte gasolina sobre las mentiras de nuestros miedos. El temor puede ser mucho más profundo que una fobia o un sobresalto, lo que nos hace olvidar dónde reside nuestra fe.

    "El miedo existe porque el pecado ha roto este mundo y lo ha distorsionado, dejándolo mucho más allá de nuestro control.

    Aquí te enseñamos cómo vencer el temor según la biblia, y las citas que pueden ayudarte en tu proceso. La palabra de Dios tiene mucho más poder del que puedas imaginarte, su omnipotencia le permite derrotar cualquier cosa que desee. El enemigo es simplemente la creación que una vez se le rebeló, y no tiene potestad sobre Dios ni sobre ti.

    El temor y la ansiedad ¿Qué dice la biblia sobre esto?

    Pablo y Jesús nos ordenan explícitamente que no estemos ansiosos. No toda ansiedad es pecaminosa, pero la ansiedad puede ser una respuesta pecaminosa al cuidado de Dios. Independientemente de si nuestra ansiedad tiene raíces pecaminosas o no, sabemos hacia dónde dirigir nuestros miedos. El Salmo 56: 3 nos dice que cuando tengamos miedo confiemos en él.

    No hemos fallado en la fe cuando experimentamos temor. La Biblia dice que tendremos miedo y tendremos pruebas. La vida no será fácil en la tierra, especialmente para los seguidores de Cristo. Pero Isaías 41:10 dice que no temas porque el Señor estará contigo siempre para fortalecerte.

    En Cristo, el Espíritu Santo de Dios vivo vive en nosotros. Por esto, no tenemos que permanecer en temor. Mateo 6:25 dice: "Por lo tanto, te digo que no te preocupes por tu vida". El temor puede ser reconocido y luego entregado a nuestro gran Dios que nos protege y nos defiende.

    “¿Y quién de ustedes al estar ansioso puede agregar un codo a su esperanza de vida?” (Mateo 6:27).

    La batalla de la guerra espiritual continúa, pero por la palabra de Dios y a través de la oración por Su perspectiva, podemos elegir confiar en que si Él dice no hay que temer, no debemos tener miedo.

    ¿Cómo debemos responder al miedo los cristianos?

    Como cristianos, debemos responder al miedo con esperanza y confianza en Dios. El miedo es muy real. Pero también lo es Dios. Y Él es más grande. Dios nos diseñó para experimentar el miedo, en cierta medida, porque nos diseñó para vivir por fe. Un temor saludable de Dios alimenta nuestra fe.

    Podemos responder al miedo redirigiendo lo que nos asusta para alinearnos con la palabra de Dios. Cuando luchamos con el miedo y la ansiedad que parece consumir nuestras vidas, Filipenses 4: 4-7 proporciona una manera de romper el ciclo. Orar y estudiar estos versículos puede ayudarnos a adoptar una mejor perspectiva del miedo:

    "¡Me regocijaré en el Señor! ¡regocíjate!"

    Al recordar quién es Dios, ya estamos en camino de alinear nuestros temores con Su palabra.

    "Dios está cerca".

    El corazón de Dios es movido por nuestras oraciones. ¡Cristo vive en nosotros! Nunca estamos solos.

    “No te preocupes por nada”,

    En oración, enumera cada miedo y ansiedad que necesitas para levantar tus pensamientos y ponerlos en las manos de Dios.

    "Pero en cada situación, a través de la oración y la petición con acción de gracias"

    No importa lo que nos roe los nervios, podemos estar agradecidos con Dios. La gratitud alivia el miedo y la ansiedad.

    “Preséntale a Dios tus peticiones”.

    A menudo confiamos en las alertas de noticias diarias para establecer nuestro status, correr a otras personas para tranquilizarnos o permitir estadísticas aterradoras para secuestrar nuestra paz.

    Tenemos un canal abierto de comunicación con nuestro Padre en el cielo para solicitar Su ayuda, y una seguridad que Él escucha, nos ve y responde de acuerdo con Su voluntad.

    "Y la paz de Dios puede proteger tu corazón y tu mente, y trasciende todo entendimiento".

    No podemos lograr la paz con nuestro propio poder. El miedo se puede calmar recordando la paz que ya tenemos en Cristo. Él es fiel para recordarnos, calmarnos y caminar con nosotros a través de cada tormenta de miedo.

    Cuando somos fieles para entregar nuestras ansiedades e iniquidades a Dios, Él establecerá límites en nuestras vidas para protegernos y defendernos.

    Cómo vencer el temor según la biblia, en 5 pasos

    A continuación te mostramos cómo vencer el temor según la biblia, en 5 pasos:

    1. Ora

    Podemos pedirle a Dios su fuerza y ​​paz. David, un hombre según el corazón de Dios, enfrentó muchas situaciones aterradoras. Después de escapar de un incidente terrorífico en medio del territorio filisteo, escribió: "Busqué al Señor, y él me escuchó y me libró de todos mis temores" (Salmo 34: 4).

    El apóstol Pablo, ajeno al miedo a sí mismo (2 Corintios 7: 5), dio este consejo y aseguró: “No te preocupes por nada, pero en todo por la oración y la súplica, con acción de gracias, haz que tus peticiones se den a conocer a Dios; y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará tu corazón y mente a través de Jesucristo.

    Ora para que Dios revele su Palabra y la aplique en tu día a día. Puedes entablar conversaciones personales con Dios y también utilizar los ejemplos de oraciones en la biblia. Un ejemplo de oración puede ser la siguiente:

    ¡Me regocijo en ti, padre! ¡Me regocijo en ti, Jesús! Que mi gentileza sea evidente para todos, porque estás cerca. No estaré ansioso por nada (enumera ansiedades específicas).

    Pero en todas las cosas a través de la oración y la petición con acción de gracias (dile a Dios por lo que estás agradecido). Presento mis peticiones ante ti, Padre, derrama bendiciones sobre mí. Confío en tu paz y tu poder que no tiene límites. En el nombre Jesús. Amén

    2. Lee la biblia y recuerda

    A veces Dios se siente lejos de nosotros en las pruebas porque nos hemos alejado de su palabra. Para entender quién es Dios, debemos conocer su verdad. Leer la Biblia es primordial en la lucha contra el temor. El Salmo 119 es un lugar maravilloso para recordarnos quién es Dios.

    Cuando se trata de la esperanza en medio de la lucha, Dios nos llama a ser un pueblo que recuerda. Recordar quién es Dios pone nuestros miedos en perspectiva. Su mano en nuestras vidas nos hace recordar su fidelidad. Es necesario que internalicemos las oraciones contestadas y confiemos en Dios.

    3. Respira

    Respira profundamente, teniendo en cuenta que Dios está allí contigo. Expulsa todo el aliento mientras visualizas todo lo que el Señor está haciendo. Cuando somos niños pequeños, clamamos por nuestros padres cuando tenemos temor.

    Nuestro Padre celestial está listo para calmar todos los temores ansiosos de nuestros corazones crecidos y crecientes, solo si clamamos y se los presentamos por completo.

    Cada aliento viene de Dios. Él es consciente, y está con nosotros a través de cada ascenso y caída. Él ha contado nuestros días y nos propuso brillar para su reino. El miedo puede sacar la alfombra de nuestra fe desde debajo de nuestros pies.

    Tendremos temor, ansiedad y miedo en esta vida. Pero Cristo murió para que pudiéramos vivir la vida al máximo. Abraza la vida libre del pecado que Cristo nos dio a través de la cruz. Ya no somos esclavos del pecado o del miedo.

    Somos hijos libres de Dios. Cristo vive en nosotros. No recojas el viejo yo asustado. Vive en la nueva creación y elige enviar las cosas aterradoras a nuestro Dios soberano.

    4. Céntrate en lo positivo

    Al igual que los fieles de antaño, debemos centrarnos más allá de este mundo temeroso en el futuro positivo que Dios tiene reservado. También podemos meditar y apreciar el consuelo y la paz que Dios nos da ahora. Pablo dirigió nuestro pensamiento hacia lo positivo:

    “Finalmente, hermanos, cualquier cosa que sea verdad, cualquier cosa que sea noble, cualquier cosa que sea justa, cualquier cosa que sea pura, cualquier cosa que sea encantadora, cualquier cosa que sea de buen informe, si hay alguna virtud y si hay algo digno de alabanza, medita en estas cosas ”(Filipenses 4: 8).

    5. No olvides el temor de Dios y su amor perfecto

    En nuestro viaje espiritual nunca debemos olvidar nuestro temor fundamental al Señor, nuestra reverencia por Él; el reconocimiento de nuestra dependencia. Esta perspectiva adecuada debería conducir a la apreciación y la alabanza, y a un amor más profundo al Dios que nos ha dado todo lo que tenemos y recibiremos.

    ¡Nos amó tanto que incluso dio a su propio Hijo!

    Espero que hayas entendido cómo vencer el temor según la biblia. Dios nos ha dejado a través de su palabra, un sinfín de herramientas con las que podemos defendernos en este mundo donde el miedo y la ansiedad golpean de manera muy constante. No debemos desaprovechar esas bendiciones que tenemos como hijos del omnipotente que nos dice “No temas porque yo estoy contigo”.

    Meudys Ochoa

    Nacida en la Colonia Tovar. Iniciada en el cristianismo desde que era una niña y actualmente parte del ministerio de adoración de la iglesia bautista "Pueblo de Dios".

    1. Yonel Soto Esteban dice:

      Una ayuda muy buena cuando pasamos momentos de pruebas

    2. Claudio Leguia Hinojosa dice:

      Es muy bueno los consejos , Cristo murió por nuestros pecados , deberíamos o debemos de tener más confianza en la palabra de Dios , y eso que me falta mucho a mi , por eso pido más Fey confianza en Cristo lo que me falta a mi.

    3. Anuncios
    4. Graciela dice:

      Aun no entiendo como vencer el miedo.
      Es solo rezar y tener mucha fe en Dios.

      1. Carolina Beltran dice:

        Excelente reflexión.. muchas gracias

    5. AZUCENA dice:

      Gracias aprendo cada día con claridad el propósito que Dios tiene para mí , estoy pasando por un momento de Ansiedad se que Dios mi papito está conmigo .

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más Información